Moldes para cupcakes September 09 2014

Un cupcake es literalmente en español: "tarta o pastel en taza" es una pequeña porción de pastel como para una persona. 

Este postre aparece en el siglo XIX. Antes de que aparecieran los moldes especiales para los cupcakes se hacían en tazones, cazuelas de barro o ramequines. La receta base de un cupcake es: mantequilla, huevos, azúcar, levadura y harina.

 

En la actualidad los cupcakes se cuecen en moldes especiales para cupcakes. Estos moldes son a menudo hechos de metal, con o sin anti adherente y generalmente tienen 6 o 12 "tazas".

 

 

También hay moldes de silicona, con la forma clásica o con algún diseño como en forma de estrella o corazón.

 

En el molde se colocan unos papeles llamados cápsulas. Las cápsulas facilitan la extracción del cupcake después de la cocción y mantiene el cupcake húmedo, y como extra también facilita la limpieza de los moldes. También hay envoltorios para cupcakes para darles un toque de elegancia.