Historia y receta del pastel Savarín July 22 2014

 

HISTORIA

 

Este pastel en forma de corona, es uno de los postres más apreciados en Francia desde hace más de 150 años. Lleva el nombre del célebre gastrónomo francés Jean- Anthelme Brilat-Savarin, autor de la célebre La filosofía del gusto.

El origen de este pastel se remonta al SXVII, Estanislao I rey de Polonia, cuya hija fue desposada por Luis XV rey de Francia, perdió su trono y a cambio le dieron el ducado de Lorena. Estanislao I era un gran amante de los dulces, pero su mala dentadura le llevaba a sufrir grandes dolores cuando comía platos con azúcar.

Su pastelero Nicolas Stohrer, conocedor de este problema, creó para él un nuevo pastel basado en el Kugelhopf originario de centro europa, al que añadió frutas, azafrán, vino y crema chantilly. A este pastel se le llamó originariamente Ali Babá, debido a que el rey era amante de los cuentos.

Al llegar dicho pastelero a París, de la mano de la hija de Estanislao I, se empezó a difundir este pastel entre todos los parisinos, poco a poco, se fue modificando esta receta del Baba hasta llegar al actual Savarin.

En el SXIX, este pastel fue rebautizado con el nombre de Jean-Antheme Brillat Savarin como homenaje.

La presentación se fue modificando respecto al pastel original: siempre se presenta en forma de corona, nunca llevan pasas, se acompaña de chantilly y se baña en un sirope de ron o gran marnier.

 

RECETA

 

Masa:

250 de harina de fuerza
3 huevos medianos
15 gr de levadura fresca de panadería
50 ml de leche entera
5 gr de sal fina
20 gr de azúcar
100 gr de mantequilla derretida

Almíbar:

500 ml de agua
180 gr de azúcar
1 cucharadita de agua de azahar
80 ml de buen ron añejo

Crema chantilly
200 ml de crema para montar
50 gr de azúcar glass
1/2 cucharadita de azúcar vainillado

Diluímos la levadura en la leche.
En el bowl de la amasadora ponemos harina, azúcar y sal mezcladas, agregamos los huevos batidos y la levadura con leche. Amasamos con la batidora durante 10 minutos a velocidad media/alta.
Ahora vamos añadiendo la mantequilla poco a poco sin dejar de amasar y dejamos otros 10 minutos a velocidad media/alta. Es una masa bastante líquida pero poco a poco va cogiendo consistencia y se despega de las paredes de bol, es entonces cuando está lista. Tapamos con un paño y dejamos levar unas 2 horas o hasta que duplique su tamaño.
Pasado este tiempo cogemeos la masa y la colocamos en lel molde Savarín que ya tendremos engrasado. Cubrimos 2/3 del molde.
Dejamos reposar la masa en el molde durante media hora metidos dentro del horno apagado.
Precalentamos el horno a 180º con calor arriba y abajo y dejamos cocer unos 25-30 minutos.


Mientras tanto hacemos el almíbar:

Ponemos a hervir el agua con el azúcar y dejamos cocer unos 10 minutos. Añadimos el agua de azahar y el ron,dejamos hervir 2 o 3 minutos más y apagamos el fuego. Dejamos enfriar un poco, hasta que lo podamos utilizar sin quemarnos.
Sacamos del horno, desmoldamos y lo bañamos en el almíbar con cuidado de no dejarlo demasiado tiempo para que no se nos rompa. Los ponemos en un plato y dejamos que se enfríe en el refrigerador.


Para la crema montamos la crema con el azúcar vainillado, agregamos el azúcar glas y terminamos de montar.
Adornamos al gusto, puedees agregar un poco de fruta, fresas, duraznos, etc.